¿Cómo puedo apoyar a una persona con discapacidad visual?

La discapacidad visual se define como la pérdida total o parcial del sentido de la vista. En la actualidad la discapacidad visual se divide en dos grandes grupos:

1. Personas con baja visión, es decir aquellas que tienen un resto visual, pero que no puede llegar al 100% Las personas con baja visión son aquellas que su visibilidad no se corrige ni con anteojos.

2. Las personas ciegas totales. Son personas que no tienen ningún porcentaje de agudeza visual.

El protocolo de atención de las personas con discapacidad visual marca los siguientes puntos:

• En caso de ver una persona con discapacidad visual no des por hechas las cosas. Primeramente, acércate con ellas y has un toque en su hombro a modo de contacto físico, para que la persona se entere que te diriges a ella.

• Si vas a guiar a una persona con una discapacidad visual siempre ofrece tu hombro, no le jales el bastón y no lo jales de la mano

• Para apoyar una persona con discapacidad visual también es importante que tomes en cuenta lo siguiente:

Nunca señales las cosas, evita términos como aquí o allá, dirígete a ellos siempre con relación a su persona a tu derecha a tu izquierda, atrás de ti, delante de ti.

• Nunca pongas obstáculos por donde sabes que pasa una persona con discapacidad visual.

• Evita dejar puertas y ventanas entreabiertas, ciérralas o ábrelas totalmente.

• Otra forma de apoyar es el uso de la técnica del reloj. Simulemos que frente a nosotros tenemos un reloj y podemos darle indicaciones a la persona y podemos darles indicaciones a las personas con respecto a las horas del reloj frente a ti las 12, a tu derecha las 3, cerca de ti las 6, a tu izquierda las 9.

• Evita referirte a una persona con discapacidad visual como “cieguito” o invidente, recuerda el termino correcto solo es “persona con discapacidad visual” o “persona con baja visión”.

• Las personas con discapacidad visual no nos molestamos en absoluto porque utilices palabras como: “nos vemos”, “viste”, “te fijaste”, “hasta la vista”, estamos totalmente adaptados a estas palabras y no nos generan ningún malestar. Próximo a ti Rocío Negrete

Desde hace mucho tiempo las personas con discapacidad visual nos hemos sentido excluidos ya que no contamos con acceso a la información desafortunadamente, son pocos los libros y materiales que se encuentran impresos en sistema braille son pocas las personas que conocen el uso el ábaco cranmer, es decir, la forma en la que las personas ciegas y de baja visión accedemos a las matemáticas incluido el álgebra. No conocen de lo que es la orientación y movilidad es decir la forma en la que aprendamos dónde estamos, a dónde vamos y cómo debemos ir, el lugar dónde aprendemos el uso del bastón blanco.

Son muy pocas las personas que conocen lo que son las actividades de la vida diaria es decir cómo nos pueden ayudar para en casa y en cualquier ámbito de nuestra vida hacer las cosas con naturalidad como cualquier otra persona.

Actualmente en nuestra ciudad existen lugares dónde las personas con discapacidad visual pueden recurrir para recibir una atención de calidad y de calidez uno de ellos es el espacio de atención integral para personas con discapacidad visual que se encuentra en el CRE Morelia. Otro centro dónde las personas pueden acudir es el Centro para la Cultura y la discapacidad mejor conocido como EL DOMO, aparte de ello existen asociaciones civiles que se dedican a el apoyo de personas con discapacidad visual un apoyo más que nada asistencialista, eje. La asociación de invidentes del estado de Michoacán y AP y la asociación centro de invidentes de Michoacán y AP

“EDUCAR PARA APRENDER A VIVIR”

Si creemos que; inscribiendo a nuestros hijos en una Escuela de alto prestigio tenemos asegurada su buena educación, nada más erróneo que pensar así, obtendrá conocimientos actualizados y de buen nivel, sin embargo, la obtención de éstos no basta para que el educando obtenga la preparación suficiente para enfrentar los retos que nos da la vida.

La educación debe tener como objetivo brindar los conocimientos suficientes para que el educando logre una integración social total, sin importar cuál sea el ámbito en el que se piense desenvolver. La educación debe ser integral y requiere de la participación activa y certera de tres factores muy importantes e indispensables para lograr dicho objetivo.

Estos tres factores y en orden de trascendencia son: la FAMILIA, la ESCUELA y el ESTADO.

La Familia representa la base más sólida de la buena educación y no el complemento de la escuela como se supone. La familia es el soporte más importante en el desarrollo de la sociedad. Marca para siempre el bien o el mal comportamiento de los hijos, por lo que las enseñanzas o consejos dados, deben ser meditados y medidos.

La Familia tiene la enorme responsabilidad de trasmitir a sus integrantes, los valores idóneos que habrán de sustentar sus hechos y acciones durante el transcurso de su vida y desempeño laboral. Estos valores deben estar basados en la moralidad, la buena convivencia, el respeto y el amor propio.

A la Escuela le corresponde trasmitir la información y conocimientos suficientes para que el niño pueda desarrollar en su totalidad sus habilidades y destrezas, a fin de encontrar la riqueza de sus potenciales, mismos que deberá fomentar y trasmitir a los familiares para su seguimiento y que puedan ser aprovechados.

En la Escuela, se deben resaltar los valores, no sólo morales, sino también los institucionales, los derechos y obligaciones y el cumplimiento de normas y leyes.

Un dato muy importante para los que “enseñan”, es el que no deben olvidar que el “niño” es un ser biopsicosocial único e irrepetible y como tal debe ser tratado, ya que cada uno tiene sus propias capacidades de comprensión y asimilación de conocimientos.

Por otra parte la interrelación Familia-Escuela, a través del seguimiento de resultados de aprendizaje, de mejoras de enseñanza, etc. es medular para que pueda darse una educación integral y lograr las metas propuestas.

Al Estado le corresponde brindar todas las facilidades posibles para que lo anterior pueda ser posible en pro de una EDUCACIÓN PARA LA CONVIVENCIA Y EL BUEN VIVIR.

DR. ISAIAS MURILLO LOEZA

MASTER EN PSICOLOGIA EDUCATIVA.

Tips para evitar la agresión en casa

Normalmente sabemos identificar la agresión, sin embargo, en ocasiones la agresión se presenta de forma oculta, es importante que como padres estemos pendientes del comportamiento de nuestros hijos porque nos preocupa que crezcan de la mejor manera posible. Sé qué haces lo mejor que puedes y espero que estos tips te sean de gran ayuda para que logres el bienestar familiar que estás buscando:

COSAS QUE SÍ AYUDAN:

1. Los tiempos fuera (privar por un tiempo de la actividad que está realizando el niño, ej. Juego con los hermanos, donde hay mucho conflicto o que no se da lugar a todos los participantes). Son efectivos ya que no son permanentes y sirven como una consecuencia, ayudan a controlar los impulsos y a poner atención en respetar los turnos de todos.

2. Evita las burlas, etiquetas y sarcasmos, por ej. “solo los burros reprueban”, nuestros hijos tomarán de forma literal lo que les decimos, además de que será percibido con el objetivo de molestar y no de formar, puede ser que si notemos “que funciona”, sin embargo, nuestro hijo lo hará para evitar una nueva burla y no porque esté convencido del objetivo que tratamos de transmitirle, ej. Que estudie. Trasládalo a la edad adulta, le resultará muy frustrante y difícil lidiar con personas que tienden a comportarse de manera hostil, nuestros hijos tenderán a evitar a estar personas y no a enfrentarlas con autoestima alta.

3. Interésate por sus logros, ellos han hecho un gran esfuerzo y aunque sea un avance pequeño, estaremos reforzando en ellos la capacidad de esforzarse y a ir logrando metas aunque sea poco a poco, de esta manera ellos no tendrán que llamar tu atención con conductas hostiles o agresivas.

4. Evita las peleas con tu pareja frente a tus hijos, ya se… todo mundo nos dice esto y a veces nos sale y otras no, sin embargo, si nuestra finalidad como familia es que nuestros hijos crezcan felices y con autoestima alta debemos aprender nosotros como padres a resolver nuestros problemas sin agresión, promoviendo la comunicación efectiva. No se trata de no tener problemas, sino de aprender a resolverlos.

5. Si notas que tu hijo se lastima a sí mismo de alguna de las siguientes formas: dejar de comer, comer en exceso, lastimar alguna parte de su cuerpo con cortadas, golpes, etc. Es decir, cualquier conducta, por sutil que parezca, que termina dañándolos, ¿tu hijo hace algo de esto?, esto es un tipo de agresión invertida, es decir, hacia él mismo. En estos casos es necesario acercarnos a nuestro hijo para observar qué provoca este tipo de comportamiento en nuestro hijo y poder ayudarle.

COSAS QUE NO AYUDAN TANTO:

6. Recuerda que los niños aprenden primero por imitación, si utilizamos la agresión como golpes, gritos o empujones, ellos lo harán también.

7. A veces es difícil elegir una forma para educar a nuestros hijos, en ocasiones damos una nalgada o coscorrón “de manera correctiva”. Sin embargo, es bueno replantearnos si esta estrategia funciona o tiene como resultado que el niño intenta regresarnos el golpe.

8. La ley de hielo no es tan efectiva, promueve que se corte la comunicación. Trasládalo a la edad adulta, ¿podemos resolver algo si no lo hablamos?

9. Quitar comida, no dejar dormir o no atender las necesidades de nuestro hijo es poco efectivo ya que transmite inseguridad, falta de empatía y aprendizaje a partir de lo desagradable, es decir, hará las cosas para evitar la consecuencia desagradable, no porque esté convencido de hacer las cosas del modo que estamos esperando como padres.

10. Sobreprotección o cuidado excesivo: aunque a veces las prisas y el ritmo de vida nos ganan, recuerda que hacer todo por nuestros hijos para que no tarden o porque creemos que “no podrán hacerlo”, a la larga es precisamente esto lo que sucederá. Para que ellos aprendan a ser autosuficientes, necesitan ir aprendiendo poco a poco a hacer las cosas, esto les ayudará a desarrollar su autosuficiencia.

Psicóloga Cognitivo Conductual, Especialista en Terapias de Contexto. Directora de Psicoterapia Cognitiva Morelia y de Escuela de Habilidades para la vida pero mi ocupación más importante es ser madre de 2 hijas maravillosas. psicmgpaulina@gmail.com 44 31 09 17 05

< Anterior123456789